domingo, 3 de octubre de 2010

¿A dónde va la memoria cuándo llega la muerte?

Independientemente de cuál sea tu religión, todos tenemos un poco de incertidumbre sobre nuestro paradero al final de nuestros días. El ideal teosófico nos enseña que no somos el cuerpo, el cuerpo es apenas un vehículo (a veces hermoso, a veces descuidado) pero a final de cuentas un vehículo en el cual aprendemos los vericuetos y conscupiscencias de la vida terrenal. El verdadero Yo es inmortal, es espiritual,  es elevada cosa. 
Y si bien acordamos en este punto, podremos preguntarnos: ¿A quién pertenece la memoria? ¿Al cuerpo? ¿Al espíritu? ¿Es la memoria una serie de neuro-transmisores y sustancias químicas alojadas en las redes neuronales?  o es la memoria un registro astral, casi mágico, envolvente y sutil.


Una observación sobre la memoria: 


Ningún evento, ninguna manifestación, a pesar de lo rápido o lento que sea, jamás puede borrarse del archivo Skándico de la vida de un ser humano. No existe la más diminuta sensación, la acción más superficial, el impulso, el pensamiento y la impresión que pueda desaparecer del Universo o en éste. Podemos pensar que nuestra memoria no la ha grabado y nuestra conciencia no la ha percibido, sin embargo se inscribirá en las tablillas de la luz astral. La memoria personal es una ficción del fisiólogo. En nuestro cerebro hay células que reciben y transmiten sensaciones e impresiones y, una vez llevado a cabo tal proceso, su misión ha sido realizada. Estas células del presunto "órgano de la memoria", son los receptores y los transmisores de todas las imágenes e impresiones del pasado, pero no son sus conservadores. Bajo varias condiciones y estímulos pueden recibir de nuevo e instantáneamente, el reflejo de estas imágenes astrales, que llamamos memoria, recuerdo y remembranza, sin embargo no pueden preservarlas.


Cuando decimos que uno ha perdido su memoria o que ésta se ha debilitado, es simplemente una manera de hablar. Sólo nuestras células de la memoria están sujetas a la debilidad o a la destrucción. El vidrio de la ventana nos permite ver el sol, la luna, las estrellas y todos los objetos externos claramente, pero si lo rajamos, todas las imágenes serán distorsionadas. Si lo rompemos, sustituyéndolo con una tabla de madera o si bajamos las cortinas, las imágenes permanecerán fuera del alcance de nuestra vista. Pero, ¿podríamos decir, que todas las imágenes: el sol, la luna y las estrellas han desaparecido a causa de esto cuando, al reparar la ventana con un nuevo vidrio, serán reflejadas nuevamente en el cuarto? Existen casos de demencia que han durado por meses y años y se enumeran también ejemplos de largos días de fiebre durante los cuales todo lo que se hizo y se dijo fue inconscientemente. Sin embargo, cuando el paciente se recupera, ocasionalmente recuerda sus palabras y sus acciones completas. El pensamiento inconsciente es un fenómeno, en este plano, que envuelve sólo a la mente personal.
Pero la Memoria Universal conserva todo movimiento, la ola y el sentimiento más diminuto que ondula la superficie de la naturaleza diferenciada del ser humano o del Universo.(1)




Siendo así, parece que la memoria no se encuentra dentro del cerebro, ni circunscripta a la materia perenne, sino que está en los registros akashicos del mundo, esperando pacientemente a que la develemos, usemos o traigamos de nueva cuenta a nuestra mente. ¿Y el cuerpo entonces qué papel juega? 

Un diálogo dilucidador entre el señor X y la señora M:

X. Sin embargo, ¿si después de la destrucción del cuerpo, mi Ego puede sumergirse en un estado de completa inconsciencia, dónde está el castigo para los pecados de mi vida pasada?

M. Según la enseñanza de nuestra filosofía, el castigo Kármico alcanza al Ego sólo en la próxima encarnación.
Después de la muerte recibe únicamente la recompensa por los sufrimientos inmerecidos, experimentados durante la existencia que ha llegado al término. Entonces, aun en el caso del materialista, el castigo después de la muerte, consiste en la ausencia de cualquier recompensa y la completa pérdida de la dicha consciente y del reposo. Karma es el hijo del Ego terrenal, el fruto de las acciones del árbol, que es la personalidad objetiva visible a todos y el fruto de todos los pensamientos y los motivos del "Yo" espiritual. Sin embargo, Karma es también la madre tierna que sana las heridas que infligió en la vida previa, antes de empezar a torturar este Ego con otras. Si se puede decir que en la vida de un mortal no hay sufrimiento mental o físico que no sea el fruto y la consecuencia de algún pecado en esta existencia o en la anterior, se puede también decir que, como él no retiene el más mínimo recuerdo de esto en la vida presente y advierte que el castigo impartido es inmerecido, creyendo sinceramente que sufre por algo que no cometió, esto es suficiente para que se otorgue al alma humana el consuelo, el reposo y la dicha más completos en su existencia ultraterrena.
Para nuestro yo espiritual, la muerte llega siempre como una liberadora y una amiga. En el caso de un materialista que, no obstante su materialismo, no era un hombre malo, el intervalo entre las dos vidas será como el sueño ininterrumpido y plácido de un niño, ya sea sin ensueños o con imágenes acerca de las cuales no tendrá ninguna percepción definida. Para el creyente será un sueño tan vívido como la existencia, lleno de dicha y visiones realísticas. En el caso del ser malo y cruel, ya sea materialista o no, volverá a renacer inmediatamente, sufriendo su infierno en la tierra. La entrada en Avitchi es algo excepcional y raro.






X. Según recuerdo, en algunos Upanishads las encarnaciones periódicas de Sutratma son análogas a la vida de un mortal que oscila, periódicamente, entre el sueño y la vigilia. Esto no me parece muy claro y le voy a decir por qué. Para el ser humano que despierta, empieza otro día, sin embargo él es el mismo, en alma y cuerpo, que el de ayer; mientras en cada nueva encarnación se verifica un cambio integral, no sólo en su 
estuche externo, el sexo y la personalidad, sino también en sus capacidades mentales y psíquicas. Por lo tanto, la analogía no me parece ser muy correcta. El ser que despierta en la mañana recuerda muy claramente lo que hizo el día antes, anteayer, el 
mes pasado y el año anterior. Pero nadie, entre nosotros, recuerda una vida previa o algún hecho o evento pertinente a ella. Por la mañana puedo olvidarme lo que soñé durante la noche, sin embargo sé que he dormido y tengo la seguridad que estaba viva durante el sueño, más ¿qué recuerdo tengo de mis encarnaciones pasadas? ¿Cómo reconcilia, usted, esto?




M. A pesar de todo, algunas personas recuerdan sus encarnaciones previas. Los Arhats lo llaman Samma-Sambuddha o el conocimiento de la serie completa de las propias encarnaciones anteriores.


X. ¿Pero nosotros, los mortales comunes, que no hemos alcanzado Samma-Sambuddha, cómo podemos realizar esta analogía?

M. Mediante el estudio y tratando de comprender más correctamente las características de los tres estados de sueño. El sueño es una ley general e inmutable para el ser humano y los animales, sin embargo, existen diferentes clases de sueño y aun más distintos ensueños y visiones.(2)

El diálogo continúa (quien lo deseé completo puede solicitármelo a ivan@sociedadteosofica.mx) y lo verdaderamente importante es entender que venimos al mundo a aprender dentro de un cuerpo, pero siempre con nuestra parte inmortal, sin despreciar nuestro hermoso templo obra de la ingeniería de la mente superior. Si has llegado hasta acá, no te sientas sólo, te dejo con éste alentador párrafo, con el que caminaremos juntos en este camino sin tiempo:




Millares de hombres y mujeres que no pertenecen a ninguna iglesia, secta y sociedad, los cuales no son teósofos ni espiritistas, son virtualmente miembros de la Hermandad Silente, cuyos componentes a menudo no se conocen; ya que viven en naciones diferentes. Sin embargo, cada uno lleva entre sus cejas la marca del misterioso sello Kármico, convirtiéndole en un miembro de la Hermandad de los Electos del Pensamiento. No habiendo logrado satisfacer sus aspiraciones en las respectivas fes ortodoxas, se han separado de las iglesias en su alma si no en su cuerpo, dedicando el resto de sus vidas al culto de ideales más elevados y más puros que cualquier especulación intelectual pueda ofrecerles. Aunque son una pequeña minoría que uno infrecuentemente encuentra, su nombre es legión, si sólo eligiesen presentarse abiertamente. 



Estos hombres y mujeres dedicados, prefieren seguir a solas y sin ayuda, los vericuetos estrechos y espinosos que se extienden delante de aquél que no reconoce las autoridades, ni se postra frente a la hipocresía. Los impulsa la influencia de esa misma búsqueda ardiente por la "vida en el espíritu y en la verdad", que insta a todo teósofo serio durante años de denigración moral y ostracismo público. Les mueve el idéntico descontento con los principios de la pura convencionalidad social moderna y el desdén hacia el pensamiento de moda aun triunfante.(3)

(1).Diálogos sobre los misterios de los estados después de la muerte. Publicado en Lucifer en 1889 por H.P.Blavatsky.
(2) Op.cit.
(3) El ciclo se mueve. Publicado en Lucifer en 1890 por H.P.Blavatsky

jueves, 8 de julio de 2010

Sí se puede viajar en el tiempo


En la sesión de hoy de la Logia Morya, discurrimos en el intrigante tema del viaje en el tiempo.
Saqué a colación la intrigante nota del tipo que encontraron en el acelerador de partículas del CERN en Francia, un tipo que detuvieron porqué andaba "husmeando" y él alegaba que venía del futuro a impedir que se llevara a cabo tal experimento (aca la nota del supuesto viajero del tiempo).
Sea cierto o no, los viajes en el tiempo siempre nos han apasionado, tanto que hace poco se circuló por las redes sociales que el 5 de julio de 2010 era la fecha en que el protagonista de la ya clásica cinta "Volver al futuro" viajaría hacia el futuro (aca la nota de volver al futuro) pero se descubrió que fue un simple Photoshop.
Volviendo a la sesión de hoy en la Logia, alegaba yo con encono y aires de pseudo viajero mental, que el viaje en el tiempo es prácticamente imposible desde un punto de vista físico, pues enuncié aquella un tanto famosa "paradoja del abuelo", aquella en la que en un supuesto viaje al pasado, si supuestamente mataras a tu abuelo, se supondría del verbo suponer que tú morirías también en ese instante, cosa que sería harto paradójica (aca para saber más de la paradoja del abuelo).
Sin embargo, mi querida Leonor me ha dado una explicación excelsa y ha anulado toda duda de los viajes en el tiempo. Resulta ser que si podemos viajar en el tiempo, pero no con el mismo cuerpo, porque la clave de todo está en comprender que nosotros no somos el cuerpo, sino que en realidad somos la esencia, la triada superior, el alma-mente inmortal, y que a lo largo de muchas épocas hemos existido, pero con diferente cáscara, con diferente cuerpo. Por tanto, si viajo al pasado lo haré con el cuerpo que tenía yo en ese pasado, y lo mismo pasaría con los viajes al futuro, lo haré con el cuerpo que tendré en ese futuro.
Obvio es que ésta teoría se apoya en la de la reencarnación, así que para poner las cosas un poco más claras, pongamos un ejemplo para ampliar las dudas:
Supóngase que yo quiero viajar al siglo XVI, y por algún prodigio de la ciencia lo logro con una máquina del tiempo. No lo haré con éste cuerpo que tengo en la actual encarnación, sino que viajaré con el cuerpo que tuve en el siglo XVI, que pudo ser cuerpo de mujer, de hombre, de obeso, de una persona alta, oscura, pelirroja, etc. Así, en el supuesto que mate a un antepasado directo mío, no desapareceré, pues mi alma-esencia habrá de hallarse lugar de alguna otra forma, pero con otro cuerpo en el 2010, no con el cuerpo que tiene los genes del antepasado que acabo de asesinar en el siglo XVI. Es decir, la clave está en que nunca he dejado de existir, apenas he cambiado de cuerpo, y por tanto, puedo viajar en el tiempo, pues el alma inmortal puede moverse en el éter y la luz astral, apenas falta ubicar la posición espacio-temporal a la que quiero llegar. De la misma forma, si viajo hacia el futuro, lo haré con el cuerpo que tenga en ese futuro, quizás mi próxima encarnación o un par más de ellas. Gracias Leonor.
La logia Morya sesiona cada miércoles en la sede nacional de la Sociedad Teosófica.

sábado, 24 de abril de 2010

A los Miembros y simpatizantes
De la Sociedad Teosófica en México
Asunto: Invitación a CURSO COMPARATIVO DE TEOSOFÍA
La Sociedad Teosófica te invita a asistir al Nuevo Curso Comparativo de Teosofía titulado
“CÁBALA Y TEOSOFÍA”


que impartirá la C.P. Leonor Ruiz Quintero
en la Sala Blavatsky, de la Sede Nacional.
El objetivo principal de este Curso es que todos los asistentes adquieran un conocimiento comparativo de la CÁBALA Y LA TEOSOFÍA. La Directora del curso también mostrará la verdadera naturaleza del Tetragrammaton, su conexión metafísica y relación con los mundos superiores e inferiores. El Curso tendrá una duración de 6 sesiones, los días Viernes a partir del 23 de Abril al 4 de Junio, de 19:00 a 20:30 horas, de acuerdo al programa anexo.
El Curso consta de una meditación de 15 minutos (al inicio de la sesión), 45 minutos de presentación del tema y 30 minutos para preguntas, respuestas y comentarios. Al final tendremos una reunión social (habrá café, té, galletitas y lo que gusten traer).
La aportación del Curso por las 6 sesiones será de $300.00 (Trescientos pesos 00/100MN) para el público en general o $75.- por sesión; y $150.00 (Ciento cincuenta pesos 00/100 MN) para los miembros de la Sociedad Teosófica ó $50.- por sesión. Además, se podrán recibir donativos que serán destinados a la restauración de la parte exterior de la Casa Sede (pintura). El dinero recaudado será de conocimiento de todos los asistentes al terminar el Curso. Al final se dará un certificado de asistencia.
Las inscripciones se realizarán directamente con Miss Gloria Ángeles en la Sede Nacional al 55466545 de 18 a 21 horas de lunes a viernes.


Fecha
Sesión
Título
23 Abril
Primera
La Cábala desde el punto de vista teosófico
30 Abril
Segunda
La Cábala Caldea y la Gupta Vidya
14 Mayo
Tercera
La Cábala como tradición oral y su literatura
21 Mayo
Cuarta
Los Cabalistas
28 Mayo
Quinta
El Tetragrammaton y el Árbol I
4 Junio
Sexta
El Tetragrammaton y el Árbol II


Nota: no es necesario asistir desde un inicio, el curso se imparte por sesiones.

Informes y lugar del Curso:
En La Sede Nacional
Ignacio Mariscal No. 126 Col Tabacalera Mexicana
México 1, D.F. C.P. 06030
 (Entre el Monumento a La Revolución y San Cosme)

Tel. 5546-6545  y 5119-2830
De Lunes a Viernes de 18:00 a 21:00 horas

Email:
info@sociedadteosofica.mx
sociedadteosofica@prodigy.net.mx

jueves, 18 de marzo de 2010

Algunas consideraciones sobre el Sol y la Luna



El Sol
El Sol es el corazón del Mundo Solar (Sistema), y su cerebro está oculto detrás del Sol (visible). De allí, la sensación es irradiada hacia cada centro nervioso del gran cuerpo, y las ondas de la esencia de vida, fluyen hacia dentro de cada arteria y vena... Los planetas son sus miembros y pulsaciones.
Se ha declarado en otro lugar (1) que la Filosofía Oculta niega que el Sol sea un globo en combustión, sino que lo define simplemente como un mundo, una esfera resplandeciente, estando oculto el verdadero Sol detrás, y siendo el Sol visible sólo un reflejo, su concha. Las hojas de sauce de Nasmyth que Sir John Herschel tomó por “habitantes solares”, son los depósitos de la energía vital solar; “la electricidad vital que alimenta a todo el sistema; el sol in abscondito siendo así el depósito de nuestro pequeño Cosmos, generando él mismo su fluido vital y recibiendo siempre tanto como da”, y el Sol visible sólo una ventana abierta en el verdadero palacio y presencia solares, que sin embargo revela sin alteración la labor interna.



De esta manera, durante el período solar manvantárico, o vida, hay una circulación regular del fluido vital de un extremo al otro de nuestro Sistema, del cual el Sol es el corazón, como la circulación de la sangre en el cuerpo humano; contrayéndose el Sol tan rítmicamente como lo hace el corazón humano después de cada vuelta de ella. Sólo que en vez de ejecutar su curso en un segundo, aproximadamente, emplea la sangre solar diez de sus años para circular, y un año entero para pasar por su aurícula y ventrículo antes de que ella bañe los pulmones y vuelva a las grandes arterias y venas del Sistema.



Esto no lo negará la Ciencia, puesto que la Astronomía conoce el ciclo fijo de once años en que aumenta el número de las manchas solares (2), siendo debido el aumento a la contracción del Corazón Solar. El Universo, en este caso nuestro Mundo, respira, como lo hace sobre la Tierra el hombre y toda criatura viviente, la planta y hasta el mineral; y como nuestro globo mismo respira cada veinticuatro horas. La región oscura no es debida a la “absorción ejercida por los vapores emitidos del seno del Sol, e interpuestos entre el observador y la fotosfera” como lo quisiera el Padre Secchi (3), ni están formadas las manchas “por la materia misma (materia ardiente gaseosa) que la irrupción proyecta sobre el disco solar”. El fenómeno es semejante a la pulsación regular y sana del corazón, al pasar el líquido de la vida por los orificios de sus músculos. Si se pudiese hacer luminoso el corazón humano y hacerse visible el órgano viviente y palpitante, de modo que se obtuviera su reflejo sobre un lienzo, como acostumbran hacer los profesores de Astronomía para mostrar la Luna, por ejemplo, entonces todo el mundo vería el fenómeno de las manchas solares repetirse cada segundo, y que son debidas a la contracción e ímpetu de la sangre.
Leemos en una obra sobre geología que el sueño de la ciencia es que:

Todos los cuerpos simples admitidos, se descubrirá algún día que son tan sólo modificaciones de un solo elemento material (4).

Esto mismo ha enseñado la filosofía oculta desde que existe el lenguaje humano, añadiendo, sin embargo, fundándose en el principio de la ley inmutable de analogía, “como es arriba, así es abajo”, otro de sus axiomas, que no existe Espíritu ni Materia en realidad, sino sólo innumerables aspectos del eternamente oculto Es, o Sat.

La Luna

En realidad, la Luna es el satélite de la Tierra sólo en un sentido, o sea en el de que la Luna gira en torno de la Tierra. Pero en cada uno de los demás aspectos, es la Tierra el satélite de la Luna y no viceversa.



Por sorprendente que parezca esta declaración, no dejan de confirmarla los conocimientos científicos. Son evidencias en favor de ello las mareas, los cambios cíclicos en muchas formas de enfermedades que coinciden con las fases lunares; puede observarse en el desarrollo de las plantas, y es muy marcada su influencia en los fenómenos de la concepción y gestación humanas. La importancia de la Luna y su influencia sobre la Tierra eran reconocidas por todas las antiguas religiones, especialmente por la judía, y han sido notadas por muchos observadores de fenómenos psíquicos y físicos. Pero, según todo cuanto la Ciencia conoce, la acción de la Tierra sobre la Luna hállase limitada a la atracción física, que es causa de que gire en su órbita. Y si alguien persistiese en objetar que este hecho constituye por sí solo una prueba suficiente de que la Luna es verdaderamente el satélite de la Tierra en otros planos de acción, puede contestársele preguntando si una madre que pasea en torno de la cuna de su niño velando por él, está subordinada a su hijo o si depende de él. Aun cuando en un sentido ella es su satélite, sin embargo es ciertamente superior en años y en desarrollo al niño por quien vela.



La Luna es, pues, quien representa el papel principal y de mayor importancia, tanto en la formación de la Tierra misma, como en lo referente a poblarla de seres humanos. Las Mónadas Lunares o Pitris, los antecesores del hombre, se convierten en realidad en el hombre mismo. Son las Mónadas que entran en el ciclo de evolución en el Globo A, y que pasando en torno de la Cadena de Globos, desenvuelven la forma humana, tal como se ha demostrado antes. Al principio del estado humano de la Cuarta Ronda en este Globo, ellos “exudan” sus dobles astrales, de las formas “parecidas al mono” que han desarrollado en la Ronda III. Y esta forma sutil, más delicada, es la que sirve como modelo, en torno del cual, la Naturaleza construye al hombre físico. Estas Mónadas, o Chispas Divinas, son así los Antepasados Lunares, los Pitris mismos; pues estos Espíritus Lunares tienen que convertirse en “hombres”, con objeto de que sus Mónadas puedan alcanzar un plano más elevado de actividad y de conciencia propia, o sea el plano de los Mânasa-Putras, los que dotan de “mente” a las envolturas “inconscientes”, creadas y animadas por los Pitris, en el último período de la Tercera Raza-Raíz.
notas:

1.     The Theosophist.
2.     No sólo no niega el hecho, aunque lo atribuye a una causa errónea, contradiciéndose, como siempre, las teorías unas a otras (véase las teorías de Secchi, de Faye y de Young), haciendo depender las manchas de la acumulación superficial de vapores más fríos de la fotosfera (¿), etcétera, etc., sino que tenemos hombres de ciencia que astrologizan con las manchas. El profesor Jevons atribuye todas las grandes crisis comerciales periódicas a la influencia de las manchas solares cada undécimo año cíclico. (Véase sus Investigations into Currency and Finance). Seguramente esto es digno de elogio y merece estímulo.
3.     Le Soleil, II, 184.
4.     World-Life, pág. 48.

Notas y texto tomados de la Doctrina Secreta, de H.P.Blavatsky. 

martes, 19 de enero de 2010

Alrededores de la Sociedad Teosófica en Adyar



Por los caminos de Adyar se respira paz, tranquilidad, clima tropical y es posible admirar las más diversas muestras de flora y de fauna que tiene la región de Adyar, en la ciudad de Chennai, enclavada en el estado de Tamil Nadu en India.
Todo parece estar ambientado y encapsulado en una época de finales del siglo XIX, que es finalmente cuando se puso la primera piedra en ese sitio. El sitio cuenta con aproximadamente 50 acres de extensión, lo que hace casi imposible recorrerlo todo en un par de días.



Para conocer todos los puntos de la ST en Adyar es necesario hacerla de explorador, porque no hay un mapa ni un guía, es apenas caminar, caminar y encontrarse con cosas como ésta, el memorial o tumba de varios de los presidentes de la ST, entre ellos claro está, sus fundadores: HPB y Olcott.













Siempre pensé que la mejor foto para apreciar ésta belleza debería ser desde arriba, pero como en ese momento no fue posible el uso de un helicóptero o un globo aerostático no pude hacer una foto así. Sin embargo desde Google Earth se puede ver un pequeño esbozo de cómo es:



Se aprecia que es una estrella de david con cuatro pétalos de flor de loto a su alrededor, en los cuales en tres de ellos hay estanques con flores de loto.



Las partes encerradas en rojo es territorio de la Sociedad Teosófica, por lo que se puede ver es enorme.


Hay dentro de la sociedad varios templos, de muchas religiones, al menos de las mayoritarias, en la imagen está el templo Sikh.



Pagoda Budista.



Pagoda Budista.



Mezquita musulmana.



Templo Hindú.



Una de las primeras puertas que se puso en Adyar.



Éste árbol fue plantado por Krishnamurti y proviene de una rama del famoso árbol del Bodhi, aquel bajo cuya sombra meditó Buda.


Casa de descanso.



Pozo (no el del aro).



Aspecto del comedor enfrente de Leadbeatter chambers.



Árbol banyan, uno de los más grandes en la India.


domingo, 17 de enero de 2010

Objetos Sagrados de Adyar

Dentro de las instalaciones de la sede internacional de la Sociedad Teosófica en Adyar, India, existe la biblioteca (Adyar Library Research Centre) que contiene ejemplares únicos en el mundo, quasi sagrados, versiones antiquísimas de libros básicos en cualquier religión, esoterismo y ciencia. (Nota: para agrandar las imágenes basta con hacer click en ellas y apreciar los detalles)

Entrada a la biblioteca de Adyar.


De izquierda a derecha: Catecismo Dwaita, versión ilustrada del Baghavad Gita, Biblia en miniatura.



Traducción al alemán de la Biblia de Martín Lutero, impresa en 1686, el libro más grande en la librería de Adyar.



Miniatura del Zend Avesta, libro de oración Zoroastriano.



Sphera Mundi: impreso en 1490, uno de los libros más viejos, un trabajo de astronomía y geografía, con diagramas que prueban que el autor -J. Monteregio- sabía que la tierra era redonda. Éste libro fue publicado dos años antes de que Colón descubriera América.



Ejemplar de Lucifer, revista editada por H.P. Blavatsky y Mabel Collins. Diseñada para traer luz a las cosas ocultas en la oscuridad. La estrella de la mañana es Lucifer.



Poculum Pansophiae, libro de sabiduría esotérica.



Ópera Omnia de Aristóteles, edición de 1654.



Códices tibetanos en hojas.



Códice tibetano.



Kanjur y Tanjur: escrituras sagradas del budismo tibetano, impresas con pedazos de piedra sobre papel hecho a mano.



Signos del Zodiaco en una edición en latín.

Por otro lado, está también el museo de Adyar, dentro de la misma ST, el cual contiene piezas de arte de invaluable valor. Debido a que las fotografías ahí están restringidas, sólo presento un par de ellas, pero puedo decir que están ahí cientos de cartas, figurillas, las sillas de HPB y HSO, regalos que le hacían a Besant por todas partes del mundo, dagas, cuadros y bustos de mármol de muchos de los presidentes de la ST a lo largo de su historia, entre otras cosas.

Primero hay que decir que precipitar o producir un objeto es crearlo de la "nada", en otras palabras materializar los pensamientos, las formas astrales volverlas físicas mediante métodos de ocultismo. Los grandes maestros "pensaban" los textos y el chela (estudiante) lo materializaba en cartas (Ver Las Cartas de los Mahatmas).


Tetera color gris con decoración de pájaros al estilo chino producida por H.P.Blavatsky debajo de la mesa en la casa de Mrs. Billings (por medio de precipitación) para igualar a un juego de teteras ya existentes, en Londres, enero de 1879. Unos 40 años después, la vasija casi se pierde para la posteridad cuando en posesión de Mr. Jinarajadasa y no sabiendo éste de su origen, ni sintiéndose atraído por su color gris, la rompió deliberadamente y la arrojó a la basura. Sin embargo, dos noches después, mientras leía la carta 54 de los Mahatmas a A.P. Sinnett descubrió su origen y rápidamente volvió al cesto de basura, donde afortunadamente seguían los trozos rotos de la vasija, para después pegarlos. Ésta vasija pues, es de los pocos objetos exhibidos que materializó Blavatsky con el pensamiento.



Finalmente un brazalete que diseñó H.P.Blavatsky con motivos del escudo de la Sociedad Teosófica.

sábado, 16 de enero de 2010

Salón de los Avatares en Adyar (Headquarters Building)



El edificio de la sede internacional de la Sociedad Teosófica en Adyar, India es quizás de lo más hermoso que se puede encontrar en tal recinto construído por el hombre. Su fachada con ocho cabezas de elefante lo hacen algo espectacular. En su interior se encuentra el main hall o salón principal, con las banderas de todas las delegaciones en el mundo, el museo de la ST y las distintas religiones, creencias y pensamientos de la historia plasmados en sus paredes. Popularmente se le conoce como salón de los avatares.


Unas de las cuatro religiones más importantes en el mundo: Zoroastrismo, Hinduísmo, Budismo y Cristianismo.



Aquí también representadas las antiguas creencias de las civilizaciones anteriores a la nuestra, donde incluso algunas se siguen practicando.



El objeto principal de éstas obras de arte es enfatizar el carácter de multiplicidad y tolerancia que tiene la Sociedad Teosófica, al no discriminar ninguna creencia ni ideología y mostrar que todas las religiones del mundo tienen un origen común y al final llegarán todas al mismo punto: El Uno.



Busto de la segunda presidente de la ST: Annie Besant, la cual es muy venerada y reconocida sobre todo en Chennai, donde incluso los parques, calles y escuelas llevan su nombre.



Todos los países miembros de la ST, con su fecha de añadidura a la fraternidad universal.








Los fundadores de la Sociedad Teosófica: Helena Petrovna Blavatsy y Henry Steel Olcott.



"No hay religión más elevada que la verdad"






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...